Deprisa, deprisa… El ser humano de hoy vive acelerado. Tras miles de años de evolución humana, tras cientos de años de progreso, primero agrícola, luego industrial y finalmente tecnológico, la vida de los hombres y mujeres sobre la tierra no solo no ha mejorado, sino que se ha vuelto mucho más estresante, exigente y psicótica. […]